En la entrada me recibe Serge Gainsbourg y le felicito por su reciente 80º cumpleaños. Lleva tiempo enmarcado en la pared, en una posición ventajosa que le permite ver los a los clientes del bistrot Au Port de la Lune y colgarse con el aroma de los platos. Podría preguntarle a Guy Monrepos, el propietario del local, si canta canciones de Gainsbourg cuando está en la cocina, Mais qui sans amouréxiste?Combien j’ai connu d’inconnues, Toutes de roses dévêtues, pero como no quiero incordiarle con banalidades, me siento obediente a la mesa dispuesto a dejarme llevar por sus propuestas.

En una plaza en el lateral de La Boquería encontramos este pequeño Bistró que solo abrir la puerta nos traslada a un rincón de Francia. El local de dos alturas ofrece una carta donde predominan las carnes como la hamburguesa de buey, entre otras delicatesen como los quesos franceses que muestran junto a otros productos del país vecino y que resultan de lo más tentadores. Los vinos son también franceses perfectos para acompañar la comida y enaltecer el ambiente francés que se respira.

Si buscas un auténtico reducto francés en Barcelona, te recomiendo este restaurante especializado en carne que destila el espíritu de los populares bistros del país vecino. Único.

No alcanzan los adjetivos para describir estas tres horas de sábado por la tarde que nos dejan “Au port de la lune”. Todo impecable, contenta me entrego al placer de esta tarde feliz.

Located right next to the Boqueria Food Market, it is clear that this restaurant’s focus is on quality of produce. Located in a charming old building with simple décor, the atmosphere is relaxed and welcoming. The food quality is close to impeccable and the service is warm. I left Au Port de la Lune with a warm glow that could be blamed partly on the red wine but mostly on the great experience!